Mahide
 
   
 

.

 
 
ARQUITECTURA
CASAS CORRALAS CRUCES FUENTES MOLINOS PALOMARES PUENTES

Está el camino adornado de tomillos, carqueisas, urces, jaras y escobas, dando aspecto de paraíso perdido. Y allá, entre el monte, corren liebres, gazapos, ratones... y las aves que gustan de soledades y silencios.Se ve a lo lejos la espadaña de la iglesia del pueblo, alta, hermosa, con sus dos campanas, y la cruz en lo alto, de hierro torneado, al lado del nido de la cigüeña, que elegante mira el amanecer y el ocaso de cada día. Piedra y madera forman su cruz latina, su cuerpo y su torre. Junto a ella el ayuntamiento, con fachada de piedra bien labrada, y un reloj, coronándolo su campana, que anuncia horas en punto y medias.

Al norte del Duero se extiende un área entre el río Aliste y la Sierra de la Culebra que comprende tres subáreas: Tierra de Tábara, Alba y Aliste, que mantienen en común una serie de características básicas. La arquitectura de estas comarcas pertenecen al mismo modelo.Hay un núcleo con parcelas de gran tamaño y corral delantero, organizado en torno a calles. El material básico es piedra y adobe para la estructura de las casas y pizarra y tejas para cubrir los tejados.

LAS CASAS

La casa es una construcción con corral delantero, con dos alturas o pisos. Las ventanas son pequeñas, por las que apenas entra la luz.La vivienda consta de: cocina, despensa, y alcobas. En el piso superior se encuentra el sobrao.

La cocina tiene chimenea de campana tronco piramidal, adosada a la pared y que ocupa gran parte de la cocina. También tiene horno, cilíndrico, que se proyecta hacia fuera de la cocina, en el que cocer el pan casero que antes se hacía en todas las casas. En esta estancia se hacia la mayor parte de la vida doméstica, debido a que era la única habitación de la casa con hogar, donde hacer lumbre.

En la despensa se guardan los productos de la matanza, conservas, frutos, etc, en arcas, estanterías, colgados de ganchos, etc. Suele ser un lugar fresco y oscuro. Las alcobas suelen estar comunicadas unas con otras. Todas las dependencias de la parte baja de la vivienda tiene suelos de piedra o pizarra y techos de madera.

El sobrao tiene suelo de tablas y se utiliza para guardar enseres, y provisiones. Suele ser de una pieza, sin divisiones. Desde él podemos ver el techo con las vigas, sobre las que se ponen atados de brezos u otras ramas, que luego se cubren con pizarra y teja, formando el tejado.

El corral se rodea de muros, con salida a la calle por medio de un portón de madera de doble hoja, cerradas con una palanca. En una de ellas va otra puerta más pequeña. De estas puertas son muy llamativos los cerrojos, de hierro con aldaba. Suelen ser cerraduras grandes y las llaves eran de considerable tamaño.

En torno al corral hay cuadras, pocilgas, gallineros, leñeras y hasta bodegas.Las casas que tenían fachada exterior poseen balcones de madera, los típicos corredores, que son muy típicos en los pueblos alistanos.

LAS CORRALAS

Utilizadas para resguardar las ovejas. Constan de dos partes: una cubierta y otra descubierta.

LAS CRUCES

Las cruces indican un cruce de caminos o señalan la presencia cercana de una iglesia. Suelen constar de una base de piedra y la cruz es de madera.

LAS FUENTES

Las frescas y ricas aguas de los manantiales que rodean el pueblo son de diversa calidad: agua mineral, herrada, dando lugar a curiosas fuentes situadas a ras del suelo.

LOS MOLINOS

Entre grandes álamos, castaños y alisos se hallan los molinos,  a la orilla de ríos y arroyos. Se utilizan para hacer piensos y harinas para el ganado. En el río principal se hace una presa, de la que se crea un arroyuelo pro el que irá el agua al molino, entrando por la compuerta abierta en una especie de estanque. Irá el agua a la rueda, que al caer con fuerza dará vueltas, haciendo girar los rodenos (enormes piedras redondas de granito) que muelen los granos, convirtiéndolos en harina.

LOS PALOMARES

De piedra, pequeños, de planta cuadrada, tejado a un agua. Pintados de blanco y con un tejadillo que resguarda las entradas para las palomas.

LOS PUENTES

De piedra, pequeños, de planta cuadrada, tejado a un agua. Pintados de blanco y con un tejadillo que resguarda las entradas para las palomas.

Arquitectura
Malu
© Mahíde