Mahide
 
   
 

.

 
 
FUENTES
CASAS CORRALAS CRUCES ARQUITECTURA MOLINOS PALOMARES PUENTES

Las fuentes fluyen desde el interior del suelo. Las hay en el campo, cerca de la población y en el interior del pueblo, sirviendo para aliviar la sed de los vecinos, y también del ganado, por medio de los pilones (el de las Heras).

Se pueden ver a a los vecinos surtiéndose de sus aguas para apagar los calores veraniegos...

Al lado de algunas fuentes, sobre todo las situadas en los campos de pasto, tienen cerca pilones y bebederos para el ganado (Codres y Ferreros y Llamarredonda).

La calidad de sus aguas es excepcional. La frescura que ofrecen las aguas provenientes de manantiales de la Sierra de la Culebra hace que sea muy apreciada el agua de la fuente de Llamerón.

Al lado del pueblo, carretera Pobladura, está La Fuente, cuya agua herrada es estupenda para la anemia. Hecha en el suelo, con metro y medio de profundidad y otro tanto de ancho, tiene salida de agua y un pequeño recinto enlosado por el que se desliza el agua que va manando y va hacia un conducto, desembocando en el río. El hierro que contiene obliga a su frecuente limpieza pues “cría farelos”...

El depósito está recubierto por una estructura en forma de pirámide para resguardarlo, hecha de cemento.

También de agua herrada es la fuente de San Martino, casi confundida con el río, que se resguarda con una piedra gruesa cuadrada, situada en la superficie. Otra fuente, pequeñita, es la de La Fraila.

Arquitectura
Malu
© Mahíde