Mahide
 
   
 

.

 
 
SIGLOS XIX - XX
PREHISTORIA Y CELTAS ÉPOCA ROMANA GERMANOS Y MUSULMANES ÓRDENES TEMPLARIAS REINOS CASTELLANOS SIGLOS_ XIV-XVII HISTORIA DE ALISTE VICARÍAS ALBA Y ALISTE

SIGLO XIX

 

A lo largo del siglo XIX, con la invasión napoleónica se agrava la situación en Castilla con los saqueos y asedios. Será en esta época cuando se producen las desamortizaciones.

Entre 1845 al 1850 Madoz crea su diccionario estadístico geográfico que recoge datos de todos los pueblos, partidos judiciales, comarcas, ríos , montañas etc, de toda España.

Los datos que siguen pertenecen a la comarca de Aliste, que pertenece al partido judicial de Alcañices, al obispado  de la diócesis de Santiago y a la audiencia territoria y capitanía general de Valladolid.

 

Partido Judicial de Alcañices.

 Es el partido judicial de las comarcas de Aliste y Alba.

Su término confina al norte con el de Puebla de Sanabria y Benavente. Por el este con Benavente y Zamora de los que los separa el río Esla. Por el sur con el término de Bermillo de Sayago, sirviéndoles de límite el río Duero hasta Portugal. Y por el oeste con el reino portugués, del que le separa el río Manzanas.

El terreno es muy quebrado, cortado por sierras y cerros. Se halla en esta zona la famosa Sierra de la Culebra y otras montañas, pobladas de espeso monte, excepto en el vallecito de Riomanzanas que por su abrigada posición es muy fértil y muy feraz, en donde se cogen muchas clases del frutos.

Lo cruzan muchos arroyos que deben su origen a la Sierra de la Culebra, cuyos manantiales forman los Ríos Aliste, Cebal, Manzanas, Riofrío y Valdladrón.

El Manzanas lleva directamente sus aguas a Portugal. El Cebal, Friofrío y Valdeladrón enriquecen el Aliste, que nace en el punto llamado de la Portilla, en el término de San Pedro de las Herrerías. Baña los términos de San Pedro de las Herrerías, Maid (Mahide), Pobladura, La Torre, Palazuelo, San Vicente, Bercianos, Flores, Gallegos del Río, Domez, Catrave, Vide y Losacio, y pasando por el Castillo de Alba y Aliste desemboca en el río Esla, cerca de la aldea de Pueblica.

Sobre el Esla hay un buen puente llamado de Ricobayo, que de tiempo inmemorial estaba inutilizado por faltarle dos arcos. Pero par facilitar el curso de la carretera que va de Vigo a Madrid se recompuso y se fabricaron otros arcos que lo elevan más. Para comunicar las dos orillas hay 6 barcas colocadas en los terrenos de Moreluela, Misleo, San Pelayo, San Vicente, Manzanal y San Pedro.

En Villalcampo, Pino y el Castro tienen tres barcas.

Las márgenes de los ríos, los montes, cerros, valles y gran parte del terreno se hallan poblados de espesos bosques de encina, roble, brezo, carrasco, urce y jara.

Hay abundantes minas en el territorio, donde basta reunir unas cuantas piedras y aplicarles fuego con unas raíces de retama para ver correr derretido exquisito estaño sin mezcla de arsénico.

Abundan ricas y exquisitas aguas, habiéndolas minerales de conocido influjo y prodigiosa virtud para curar enfermedades de la piel (sulfuradas y herradas).

La tierra reducida a cultivo es muy poca, pero bastante feraz para producir toda clase de semillas compatibles con la naturaleza del terreno, como el centeno, legumbres, frutas, hortalizas y algún tipo de trigo, barbilla y tremesino, llamado así por criarse en los meses de mayo, junio y julio, el cual es muy preciado por los portugueses. También produce algún vino, pero de muy mala calidad.

Se cría ganado lanar, de cerda, vacuno, mular, caballar y cabrío. Hay algunas colmenas de exquisita miel y buena cera. No escasea la caza y la pesca.

La aguas que bañan todo el partido judicial y lo fertilizan también dan impulso a un crecido número de molinos harineros y algunos batanes. Los pocos telares de paños y de lienzos con que cuenta sólo fabrican de clase inferior, propio para las labores del campo.

La industria que se ejerce es la alfarería y la elaboración del carbón del brezo, cuyos escasos productos y cortas cosechas bastan para sostener a las gentes cuyas costumbres sencillas les hacen vivir contentas y sin conocer necesidades.

Para el servicio del juzgado hay tres escribanos en ejercicio en esta época, de los cuales dos desempeñan las correspondientes escribanías del partido de Alcañices, y el otro es de Carbajales y está autorizado para actuar en este juzgado. Además hay tres procuradores autorizados por la junta gubernativa en la audiencia territorial y los aguaciles correspondientes al mismo tiempo.

Para la custodia de los presos hay una cárcel bastante capaz, cómoda y segura, construida en el año 1843 en el edificio que fue convento de padres franciscos de la villa de Alcañices.

 

Estadística criminal

En 1843, 55 personas fueron acusadas en el partido judicial de Alcañices, 10 fueron absueltos de la instancia y 3 libremente. 42 penados presentes y 5 contumaces. 1 reincidente en el mismo delito con el intervalo de 9 meses del anterior.

Contaban entre 10 y 20 años de edad 10 personas. De 20 a 40 había 34 y de 40 3n adelante 6 personas.

En el mismo período se cometieron 21 delitos de homicidio y de heridas una fue con arma de fuego, 11 con arma blanca y 9 con otros objetos no referidos.

 

SIGLO XX

Población

La epidemia gripal de 1918 afectó especialmente a la región de Castilla y León. Los altos niveles de mortalidad se vieron reforzados por la incidencia del virus de la gripe que afectó a jóvenes y a adultos, prolongándose sus efectos más allá de 1918.

Emigración.

La emigración de las zonas rurales al as grandes capitales como Madrid y Barcelona se da de forma masiva. También este éxodo se da a los centros urbanos. Zamora tuvo una migración interior del 10’3 %. En esta provincia las zonas de baja intensidad emigratoria son los partidos de Alcañices, Benavente y Puebla de Sanabria.

La emigración también va más allá de las fronteras españolas. Tienden a irse a América.

Saldos migratorios simples por mil habitantes del partido judicial de Alcañices:

De 1901 a 1910 se incrementa la población en 90 personas.

De 1911 a 1920 se van 1338.

De 1921 a 1930 son 165 los que se van.

Por lo tanto entre 1901 y 1930, 1413 son los habitantes que abandonan las tierras del partido judicial de Alcañices.

 

Anulación de la elección celebrada en el distrito de Alcañices, Zamora, en 1910

“... En virtud de los datos y considerando:

Que resulta comprobado que en el pueblo de Gallegos del Río se verificó la elección, simulándose su resultado, pues el hecho de aparecer votando la mayoría de sus electores por orden alfabético así lo demuestra, toda vez que es en absoluto inverosímil y no puede ser estimado como cierto que aquellos se pusieran de acuerdo previamente para presentarse a votar en grupos formados por considerable número de electores cuyos apellidos correspondían a una misma letra del alfabeto, hecho que resulta justificado por un documento oficial auténtico, razón por la que forzosamente debe ser estimada como nula dicha votación, dejando de computarse a ambos candidatos los votos a su favor que de la misma resulta:

Que comprueba la falsedad antedicha el que aparezcan incluidos en la citada lista de votantes uno que se acredita, por certificado del acta de defunción, que falleció el día 6 de julio de 1909, y seis emigrantes, según se hace constar por certificado del secretario del ayuntamiento, con el visto bueno del alcalde:

Que siendo 2809 los votos que se suponen emitidos en Gallegos del Río y la diferencia de los obtenidos por los dos candidatos en la elección general de Alcañices la de 72 votos, esa falsedad y simulación de la parcial del repetido pueblo no puede menos de influir de un modo decisivo en el resultado de todas las del distrito..."

                                                          Dictamen del Tribunal Supremo. 1910.

 

Durante las primeras décadas del siglo XX, el caciquismo es la principal práctica política.  

Historia de Aliste
Malu
© Mahíde