Mahide
 
   
 

.

 
 
EL MACHORRO
FESTEJOS Y JUEGOS PATRÓN Y PATRONA REYES SEMANA SANTA TAJUELA FALAMENDRONA
A lo largo de todo el año la Asociación Cultural "El Castrico", realiza diversas actividades dirigidas a recuperar, conservar y mantener las costumbres y valores tradicionales de Mahíde.
Estas actividades cuentan siempre con la colaboración de los socios que más empeño ponen para que las fiestas y reuniones de nuestros padres y abuelos perduren en el tiempo. Si bien algunos de estos socios residen en el pueblo, otros se desplazan hasta allí los fines de semana y algunos cuya residencia habitual está en las grandes ciudades, se acercan hasta Mahíde siempre que se prevé realizar algún evento de este tipo.
La última de estas actividades recuperadas ha sido la de "ir a cortar el machorro", que se realizó el pasado 1 de noviembre o Día de Todos los Santos. Aunque tradicionalmente, "la corta del machorro" se realizaba el día 1 de noviembre por la tarde-noche, la falta de personal cualificado hace que se realice el fin de semana más cercano a la fecha.

El Día de Todos los Santos por la mañana los mozos del pueblo ( la ausencia de mozos hace necesaria la colaboración de casados y gente mayor), provistos de un tractor y remolque, motosierras, machetas y una soga "de acarriar", se desplazan hasta la ribera donde previamente la autoridad forestal competente había marcado el roble a cortar (antes se cortaba el mejor que había).

Se estudia la mejor manera de caerlo para que luego el trabajo de cortar las ramas y trocearlo sea más cómodo. Con la ayuda de la soga, el tractor y dos pequeños troncos a modo de rampa, se van subiendo las "trozas" al remolque. Las "gayas" se cargan a mano y se recogen un poco las ramas finas y los palos por eso del "impacto ambiental".

Una vez cargado todo en el remolque, llega lo mejor de la mañana: el almuerzo, pan "de Toribio", chorizo "del pueblo" y vino casero "de pichorra" hacen el deleite de los asistentes entre comentarios del estilo "yo pensé que....." ó "teníamos que haber......". Con el estomago lleno, se recogen los bártulos y se lleva el tractor con su carga para el pueblo.

El machorro se descarga en "los Maderos" para subastarlo a la salida de misa y así ayudar económicamente a los gastos de la Asociación.

Por la tarde con las "gayas" más delgadas se hace una buena lumbre y, aprovechando los productos de la época, se asan castañas (a ser posible injertas), que con un buen cántaro de vino hacen que los presentes sepan lo que se pierden los ausentes.
Este año el retraso en la ejecución de la actividad dado que hubo que traer "el machorro" de dos veces, hizo que no pudiera subastarse al salir de misa como es costumbre. La subasta se realizó el domingo siguiente y "el machorro" alcanzó el valor de 110 euros; aunque lo más valioso de todo fue el día de convivencia que pasamos rodeados de amigos, conocidos, familiares y todo lo que la naturaleza nos ofrece.
Estas actividades que sólo realizamos unos pocos y que están al alcance de cualquiera, son las que ayudan a recuperar y mantener las costumbres y tradiciones de nuestros pueblos a la vez que hacen que nos olvidemos del trabajo, el estrés y todos esos problemas de la vida moderna.
Festejos y juegos
Malu
© Mahíde