Mahide
 
   
 

.

 
 
LAS OVEJAS
ARADA BURRA MAJA Y MEDIDAS SIEGA Y ACARREO TRILLA Y LIMPIA LABORES DEL CAMPO VENDIMIA

 

Rebaños de ovejas, castellanas, grandes, de buena lana, que crían un cordero (o a veces traían “mielgos”) y se sacan a pastar en rebaños.

En................. se hacen los rederos en las tierras para abonarlas, y se llevan allí las ovejas a “sestiar”. Los rederos se forman con cañizas de madera, y se mudan de una tierra a otra.

Los rebaños también se guardan en corrales y corralas, compuestas de una parte cubierta con techo, y otra descubierta, de altas paredes para que el temido lobo no la llegue a saltar.

El mayor trabajo de las ovejas lo dan cuando paren y en época de esquila, allá cuando los calores empiezan a anunciar el verano. La esquila se hacia con grandes tijeras de hierro bien afiladas, con tiento y cuidado para no herir a los animales, aunque siempre alguna oveja quedaba un poco “ajagada”.

 

Es después de la esquila cuando se llevan a las sierras y lugares en los que, a pesar del verano y la sequía que dicha estación acarrea, aún hay pastos. Es en esta época cuando empieza la trashumancia. Las merinas vienen del sur, de la Extremadura seca pro el sol, hacia el fresco de las sierras.

Por cañadas reales, veredas y sendas que desde tiempos de la Mesta se dispusieron para el paso de estos ganados, recorren muchas leguas hasta llegar a su destino.

Al atardecer era típico ver una nube de polvo y un lejano eco de esquilas y cencerros, anunciando el paso de las ovejas. Junto a ellas caballos, mulas, perros y pastores. Los mulos cargados de alforjas, los perros con carlancas (carrancas) y collares.

Y pasaba el tiempo de estancia en las frescas serranías, en septiembre regresan, más gordas, y en los pueblo se ponen cañizas, se hacen rederos y se procede a apartarlas, para que cada vecino que había enviado su “tagayo” a la sierra lo recogiera y lo devolviese a su corral...

 

Labores del campo
Malu
© Mahíde