Mahide
 
   
 

.

 
 
LA VENDIMIA
ARADA BURRA MAJA Y MEDIDAS SIEGA Y ACARREO TRILLA Y LIMPIA OVEJAS LABORES DEL CAMPO

 

La cosecha se ha recogido y los días se acortan. Las viñas mudan el color, se vuelven amarillas y rojizos y bajo las hojas resaltan los racimos.

Se preparan cestos y tijeras y se procede a cortarlos de los sarmientos y echarlos en los cestos. Después se cargan y se llevan a la bodega, para pisar la uva y llenar la cuba con ella, y en la que se deja fermentar el mosto para convertirlo en vino. Una vez fermentado y reposado se traslada a cubas más pequeñas o pipas y el “bagazo” (restos de pellejos y pepitas de la uva) se prensa en una prensa redonda hecha de hierro y madera, hasta sacarle hasta la última gota, y con esto también se hace buen aguardiente en las alquitaras.

 

 

Bodega, muy fresca y oscura donde se mantienen alimentos y cubas de vino.

El vino, fermentado en cubas, prensado y mimado en las pipas, se transporta en pellejos u odres de piel, llena las botas y los jarros...

Las pipas de madera, con espita lista para el jarro y la bota. Se mide el vino en cántaros. Doce cántaros hacen un alquez. Se calcula que son necesarias 3 arrobas de buena uva para hacer un cántaro de vino.

Las cubas se forman con tablas de madera de roble, llamadas duelas. Se sujetan con aros gruesos de hierro. Cada año hay que ajustarlas, repararlas y darles sebo para cubrir posibles agujeros que derramen el preciado líquido.

  

Labores del campo
Malu
© Mahíde